La mejor dieta de alimentación para tu salud en 2018

Las diez mejores ayudas para el sitema inmune.

  1. Las grasas animales naturales (de carnes y lácteos frescos) y los alimentos ricos en colesterol (yema de huevo, sobre todo).
  2. Los aceites prensados en frío: aceite de oliva, aceite de pescado, frutos secos y semillas.
  3. La cebolla y el ajo.
  4. Los zumos recién exprimidos de frutas y verduras.
  5. El consumo regular de perejil, eneldo, cilantro, cebollino, ajo, etc.
  6. Los prebióticos y los alimentos fermentados.
  7. El contacto con los animales: los caballos, los perros, etc. Tener una mascota en casa puede ayudar mucho al estado inmunológico de los niños.
  8. Nadar en aguas naturales no contaminadas: lagos, ríos y el mar.
  9. La actividad física al aire libre.
  10. La exposición a la luz solar.

Antes de seguir, tener en cuenta que si tenéis el ácido úrico elevado, que alguna consulta nos ha llegado al respecto, no valen estas dietas, consultar otras dietas para bajar el ácido úrico. El ácido úrico es algo serio, mirar toda la información ampliamente también aquí.

Las diez peores influencias para el sistema inmune.

  1. El azúcar y todo lo que contenga: dulces, refrescos azucarados, helados, etc.
  2. Los carbohidratos procesados: pasteles, galletas, patatas fritas, snacks, cereales para el desayuno, el pan blanco y la pasta.
  3. Las grasas alteradas química y artificialmente: la margarina, los reemplazos de la mantequilla, cocinar con aceites vegetales y los alimentos procesados preparados con estas grasas.
  4. La falta de proteínas de buena calidad en la dieta, como las que proporcionan las carnes y pescados, los huevos, los lácteos o los frutos secos.
  5. La exposición a los productos químicos industriales: productos de limpieza, productos para el cuidado personal, pinturas, retardadores de ignición, petroquímicos, pesticidas, etc.
  6. La exposición a la radiación producida por el hombre: pantallas electrónicas(televisión, ordenadores, videoconsolas, etc.), teléfonos móviles, líneas de electricidad de alta tensión, centrales nucleares y residuos nucleares.
  7. Los fármacos: antibióticos, esteroides, antidepresivos, analgésicos, anticancerígenos, antivirales, etc.
  8. La falta de aire fresco y de actividad física.
  9. La falta a la exposición a la luz solar y al aire libre.
  10. La falta de exposición a los microbios naturales del entorno. Vivir en un ambiente demasiado esterilizado se asocia con una inmunidad comprometida. El sistema inmune necesita la estimulación constante de los microbios del medio ambiente.

 

 DIETA PARA PERSONAS AFECTADAS DE SÍNDROME AUTÍSTICO O AUTISMO,
SÍNDROME DE ASPERGER, SÍNDROME HIPERACTIVO   Y DÉFICIT DE ATENCIÓN

 

     OBJETIVOS

 

  1. Mejorar el sueño y el descanso nocturno.

 

  1. Disminuir la irritabilidad, la agitación, los síntomas autodestructivos y las estereotipias psicóticas.

 

  1. Regular la hiperactividad e incrementar la atención.

 

  1. Favorecer la evolución neuromotriz, el desarrollo del lenguaje, el contacto visual, la alegría de vivir y la comunicación.

 

  1. Aligerar la epilepsia, la diarrea, el dolor de vientre, el estreñimiento, el picor, el dolor de ojos, las mucosidades y las complicaciones respiratorias.

 

NUTRIENTES FAVORABLES

 

  • Fenilalanina, tirosina, triptófano, serotonina, glicina, taurina, GABA, ácido glutámico.

 

  • Fosfolípidos, ácidos grasos cis, ácidos grasos poliinsaturados omega-9, 6 y 3. Ácido lipoico.

Proporción de omega-6/3= 1

Proporción de omegas-3 DHA / EPA= ½ o ¼ .

 

  • Fibra.

 

  • Vitaminas B1, B2, B3, B6, B9, B12, C, E y D.

 

  • Hierro, potasio, calcio, magnesio, fósforo, yodo, cobre, cobalto, litio, selenio, azufre, zinc, manganeso.

 

  • Clorofila, caroteno, antocianos, polifenoles, bioflavonoides, enzimas, sulfuros, ácidos orgánicos, antioxidantes y quelantes.

 

 

     ALIMENTOS PREFERENTES

 

  • Legumbres frescas y secas.
  • Cereales y pseudocereales sin gluten.
  • Tubérculos.
  • Frutas oleaginosas.
  • Frutas farinosas.
  • Frutas secas.
  • Frutas frescas ácidas o dulces.
  • Germinados.
  • Verduras, hortalizas y algas: verdes, rojas, azuladas y blancas.
  • Leche, vegetal. Yogur vegetal. Quefir.
  • Huevos (la yema).
  • Pescado azul.
  • Polen, miel, jalea real.
  • Levadura de cerveza fresca.
  • Sésamo o gomasio.
  • Zumo, caldo vegetal y gazpacho.
  • Aceites de oliva, lino, nuez, sésamo, borraja y de pescado azul.

 

 

    NUTRIENTES Y ALIMENTOS LIMITADOS

 

  • Leucina, isoleucina, valina, metionina, histidina, arginina, ornitina.
  • Gluten, caseína, B-lactoglobulina y lectinas.
  • Aminas biógenas.
  • Grasas saturadas y ácidos grasos trans.
  • Lactosa.
  • Glutamatos y aspartame.
  • Alimentos refinados (aceites, azúcar, harinas, cereales).
  • Carnes, pescado blanco, embutidos, quesos frescos y curados.
  • Pastelería, panadería y azúcares.
  • Bebidas y refrescos con aspartame.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *