El número de supermercados crece un 41% en el último año

La mano negra de la crisis no ha conseguido detener el desarrollo de todos los sectores productivos que trabajan en actividades comerciales minoristas. Entre los «afortunados» se encuentran los negocios dedicados la venta de todo tipo de artículos, en especial de alimentación, con sistema de autoservicio: los supermercados. Así aparece reflejado en el último Anuario Económico de La Caixa, que revela que el número de este tipo de establecimientos se disparó nada más y nada menos que un 41,2% en el último año en la capital. De este modo, si en 2007 se registraron 177 locales consagrados a esta actividad, en 2008 la cifra ascendió a 250.

Más cifras

Y es que este tipo de negocios han visto en la inflación una oportunidad más para seguir creciendo. La estrategia que llevan adelante es brindar comodidad, seguridad y buenos precios. Asimismo, la mayoría pone en marcha programas de «fidelización» interna con publicidad directa a sus clientes. Otros sectores Del trabajo de La Caixa se desprende, además, la superficie de los supermercados también creció un 44,2 por ciento, al pasar de 48.476 metros cuadrados en 2007 a los 69.922 del último ejercicio. El resto de actividades comerciales catalogadas en el listado de minoristas se mantuvieron estables. En este grupo, se llevan la palma los sectores que no se dedican a la alimentación, que contabilizaron el año pasado un total de 4.208 establecimientos. De ellos, destacan los negocios de venta de calzado y ropa, que representan un 27,2 por ciento del total. La evolución ascendente de las actividades comerciales minoristas se aprecia con claridad si se examinan los datos de los últimos cinco años. Así, y según el informe de La Caixa, la variación registrada en ese periodo experimentó un crecimiento de un 21,8%. Otra trayectoria bien distinta es la que siguieron los negocios mayoristas en la capital durante el pasado ejercicio. En este caso, descendieron un 1,2 por ciento, al pasar de 1.287 a 1.271. En este ámbito, el sector que más establecimientos agrupa es el de materias primas agrarias, tales como alimentos, bebidas y tabaco, con un total de 532; le sigue el comercio al por mayor interindustrial (250) y el dedicado a la venta de artículos de consumo duradero (191).

Sobre el gasto comercial anual, esta densa compilación de estadísticas socioeconómicas, que se hicieron públicas el pasado jueves, sitúa a Córdoba como una de las ciudades andaluzas de más de 50.000 habitantes con más bagaje comercial. Por un lado, porque cada cordobés se gastó en 2008 al año 3.809 euros de media en productos de alimentación y no alimentación. Esto significa que tan sólo la superaron Sevilla (4.309); Granada, con 3.998 euros; Málaga (3.877) y Ronda, con 3.862.

Por otro lado, el mercado potencial que mueve el sector comercial en Córdoba es el tercero con más facturación de la comunidad autónoma. Así, según las cifras del Anuario de La Caixa, en 2008 se movieron 1.240 millones de euros, un guarismo que se vio rebasado únicamente por Sevilla (3.015 millones) y Málaga (2.196 millones), mercados que por mayor volumen poblacional están por encima del cordobés. En este sentido, la próxima apertura del centro comercial «Ronda de Córdoba» por parte de El Corte Inglés en la zona de Turruñuelos, ha puesto de manifiesto que hay, según sus cálculos, mercado suficiente aún en la ciudad para la instalación de otra gran superficie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *